Gastos de envío gratis a partir de 65 €. Ver condiciones.

Mima la piel de los que más quieres

Categorías

Categorías

Mima la piel de los que más quieres

Mima la piel de los que más quieres

La piel del bebé tiene unas características específicas y diferentes a la piel del adulto,
por lo que necesita unos cuidados especiales y adecuados, los cuales van a resultar
totalmente respetuosos con su piel y van a ayudar a que esta madure y se desarrolle
de manera adecuada. Hoy en día hay estudios que demuestran que unos cuidados
adecuados con productos correctamente formulados pueden llegar a prevenir
alteraciones de la piel en la edad temprana o adulta o minimizarlas en el caso de que
éstas apareciesen. Es una piel más fina, delicada y sensible lo que la hace más
vulnerable, ya que no ejerce una función protectora adecuada.

Por otra parte, el aseo y el cuidado de su delicada piel es una excusa ideal para
fortalecer la unión emocional del bebé y favorecer su desarrollo sensorial.


Aprovecha y transforma los momentos de baño en abrazos de espuma, los de
hidratación en masajes suaves y los de cambio del pañal en caricias de amor para
poder disfrutar de cada momento de su niñez.

¿En qué se diferencia la piel del bebé de la de los adultos?

    1. La piel del bebé es cinco veces más fina que la de un adulto, su grado de
queratinización es menor, y la barrera cutánea no se encuentra desarrollada, por lo
que es mucho más vulnerable a factores externos. Hay una mayor pérdida de agua
transdérmica, porque la función barrera protectora de la piel no está todavía
desarrollada.

    2. La superficie de la piel en los bebés en relación a su peso corporal es 3 veces
mayor que en los adultos y por tanto el riesgo de permeabilidad de agentes externos y
tóxicos también aumenta.

    3. Cuando hay un descenso de las hormonas que provenían de la madre, las
glándulas sebáceas de la piel del bebé disminuyen su producción de sebo, y a partir
del tercer mes de vida en la piel tenderá a secarse hasta el momento de la pubertad
en el cual las hormonas sexuales empiezan a manifestarse a nivel cutáneo.

    4. Las glándulas sudoríparas no llegan a funcionar correctamente hasta los 2
años, por lo que los bebés no tiene un correcto control ni sobre la temperatura de su
cuerpo ni sobre la sudoración. Por esta razón es realmente importante no someterlos a
temperaturas muy elevadas.

    5. La pigmentación y melanogénesis, como mecanismo de defensa natural de
nuestra piel frente a la radiación solar, todavía no está desarrollado del todo. Por esta

razón, debemos evitar totalmente la exposición solar en bebés ya que es mucho más
nociva que en un adulto.

    6. El manto ácido del bebé todavía no está desarrollado, por lo cual su pH es
ligeramente neutro (6,5), favoreciendo su irritación e infecciones. Es necesario utilizar
productos específicos formulados con un correcto pH, que favorezcan la formación del
manto hidrolipídico de la piel y el desarrollo de la microbiota cutánea mejorando por
tanto su función protectora.

Cuidados diarios de la piel del bebé

Debemos seleccionar productos correctamente formulados en relación a las
características diferenciales de la piel del bebé, controlando en gran medida la
detergencia, el poder deslipidizante, la capacidad alergénica y de irritación de
los mismos.

Es muy importante un secado correcto de la piel, que se realice por contacto y a
ligeros toques, sin frotar e insistiendo en las zonas de pliegues cómo pueden ser
cuello, axilas, zona del pañal, etc.


Se debe evitar el contacto directo de la piel del bebé con elementos irritantes
como colonias y perfumes. En caso de utilizarse deben aplicarse sobre la ropa.


Para lavar la ropa de los más pequeños, se deben utilizar detergentes neutros e
hipoalergénicos, evitando en todo momento el uso de suavizantes, ya que resultan
muy irritantes y alergénicos para su delicada piel. El laboratorio Nuk cuenta con un
detergente específico para la ropa del bebé, formulado con ingredientes naturales que
minimiza todo riesgo de irritación de su delicada piel. Es recomendable vestir al bebé
con tejidos transpirables, preferiblemente de algodón o lino 100%.


Los baños deben ser cortos y con una temperatura entre 36°C y 38°C. Los baños
largos con agua caliente pueden favorecer la eliminación de los lípidos de la piel,
comprometiendo la función barrera de ésta.

Deberás utilizar jabones líquidos infantiles que no contengan jabones naturales, es
decir los denominados ‘syndets’, que estén testados en uso pediátrico y con pH
ligeramente ácido, que favorezca el desarrollo del manto ácido cutáneo. También es
importante evitar todo tipo de accesorios como esponjas y guantes que debido a la
humedad acumulan gran cantidad de microorganismos.

La hidratación y emoliencia debe ser diaria, y tantas veces como sea necesario,
con productos ricos en aceites vegetales que aportarán lípidos y ceramidas a su
delicada piel mejorando la función barrera cutánea de ésta y evitando la pérdida de
agua transepidérmica y por tanto la deshidratación.

Uno de nuestros laboratorios de referencia en el que confiamos para el cuidado de
la piel de nuestros peques es Ozoaqua ya que cuenta con una línea específica y
completa para el cuidado diario de la piel de la bebé formulada con aceites vegetales
ozonizados que va a favorecer desde el momento de la higiene un correcto desarrollo
y maduración de la piel.

La limpieza durante el cambio del pañal es otro momento clave y debe realizarse
con productos específicos que no irriten la zona como un gel lavante ‘syndet’ a ser
posible formulado con alto componente oleoso. La limpieza debe hacerse siempre
desde la zona más limpia a la más sucia, para no arrastrar la suciedad, y desde
adelante hacia atrás para evitar infecciones. Debes evitar en la medida de lo posible el
uso de toallitas limpiadoras, ya que la solución en la que van impregnadas puede irritar
el culete del bebé. En el caso de que estemos fuera de casa y no podamos realizar la
higiene con agua y syndet tenemos como opción las toallitas oleosas de
Laboratorios Sebamed, impregnadas en aceite y que limpian por ‘’efecto imán’’ con
la suciedad sin agredir o también el agua micelar infantil dermolimpiadora de
Laboratorios BABE para rostro y cuerpo que nos facilitará la higiene del bebé de una
forma totalmente respetuosa.

Antes de colocar el pañal, debes asegurarte de que tu bebé tiene totalmente secos
todos los pliegues de nalgas e ingles. Asimismo, aplica una buena capa de crema
protectora, como la Pasta al agua de ozono de Ozoaqua en el culito para crear una
barrera que prevenga las posibles irritaciones de esta zona, debido al contacto directo
con la orina y las heces.

Al salir de paseo con el bebé, es importante que protejas su piel. En otoño e invierno,
cubriendo sus zonas más delicadas para protegerle tanto de resfriados como de la
acción secante del frío y en verano, para protegerla del sol. La aplicación de una
crema facial hidratante con protección solar es imprescindible siempre, aunque haya
nubes y no salga el sol.


En el caso de utilizar protectores, decantarnos por fotoprotectores minerales 100% con
filtro físicos y libres de perfumes, evitando así reacciones alérgicas. Photoderm
mineral de Bioderma es ideal para proteger la piel de tu peque en este sentido. 
¡Espero que os hayamos ayudado y que con este artículo podáis conocer la piel de
vuestros bebés un poquito más y darle los cuidados y mimos que se merece!


¡Un saludo! :)

Patricia

Técnico de Farmacia

Farmacia Blanca Llácer

Ozobaby productos cuidado bel bebé

Sebamed toallitas oleosas

Babe Agua Micelar Dermolimpiadora

Bioderma Photoderm Mineral

Nuk Detergente para Ropa

7 Comentarios

Dejar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Tipo de código
Por Favor espere